Bien sabido es hoy en día el rechazo que muchos protestantes tienen por la Virgen María. En la gran mayoría de las veces, la simple mención de su titulo de Madre de Dios, se convierte en la chispa que basta para encender las más acaloradas discusiones.
Haz de saber que esto no siempre fue así, y quien lo diría…tristemente, esto es algo que los mismos protestantes ignoran. Sí, así es, aunque suene poco creíble, los primeros protestantes sentían gran respeto, apreciación y veneraban a la Madre de Dios como tal.
Para muestra no unos sino tres botones!

lutComencemos por el más conocido de entre todos ellos, Martín Lutero, el reformador. Lutero reconoció las Virtudes y los dones de la Santa Madre de Dios y siempre la respetó como tal, la Theotokos, la Madre de Dios.
He aquí algunas de las frases de Martín Lutero en las que quedan de manifiesto su amor y aprecio por tan Sublime Ser y que dejaron muy en claro, su aceptación y respeto de los dogmas marianos de La Maternidad Divina, La Inmaculada Concepción, La Virginidad Perpetua y la Asunción en cuerpo y alma a los Cielos.

En su sermón de la Fiesta de la Asunción el 15 de Agosto de 1522:
No cabe duda que la Virgen María está en el Cielo. Cómo ocurrió no lo sabemos. Y ya que el Espíritu Santo no nos ha dicho nada acerca de esto, no lo podemos hacer artículo de fe es suficiente saber que Ella vive en Cristo.
En el sermón de Navidad de 1529:
María es la Madre de Jesús y Madre de todos nosotros. Aunque Cristo fue solamente quién posó en su regazo físicamente, si Él es nuestro, deberíamos estar en su lugar, ya que donde Él está, debemos estar también nosotros y todo lo que Él tiene, debe ser nuestro y su Madre es también nuestra Madre.
En el sermón de Navidad de 1531:
Ella es la mujer más encumbrada y la joya más noble de la Cristiandad después de Cristo. Ella es la nobleza, sabiduría y Santidad personificadas, nunca podremos honrarla lo suficiente, aún cuando ese honor y alabanza debe serle en un modo que no falte ni a Cristo ni a las Escrituras. Nunca podremos honrarla lo suficiente. Ninguna mujer es como Ella. Ella es más que Eva o Sarah. Ella es Bendita por su nobleza, sabiduría y santidad.
Sobre la Inmaculada Concepción de María:
“Es dulce y piadoso creer que la infusión del alma de María se efectuó sin pecado original, de modo que en la mismísima infusión de su alma ella fue también purificada del pecado original y adornada con los dones de Dios, recibiendo un alma pura infundida por Dios; de modo que, desde el primer momento que ella comenzó a vivir fue libre de todo pecado”.
Sobre la Virginidad de María:
Cristo nuestro Salvador, fue el fruto real y natural del vientre virginal de María, esto es sin la cooperación de un hombre y ella permaneció Virgen después.
Sobre su Maternidad:
Cristo fue el unico hijo de María y María no tuvo otros hijos aparte de Él. Me inclino a aceptar que los “hermanos” realmente significan “primos” aquí ya que el escritor sagrado y los judios en general siempre llamaban hermanos a los primos.

calvinoSi te sorprendió Martín Lutero, Calvino te va a con la boca abierta, pues este personaje nacido en Francia y postulador de la Teoría de la Predestinación (Dios concedía salvación solo a un grupo selecto, escogido para toda la eternidad) plantó cara en múltiples oportunidades para salir en defensa de la perpetua Virginidad de la Madre de Dios, combatiendo aquellos postulados que insinúan que María tuvo más hijos después de Jesús y defendiéndola de las malas interpretaciones de Mateo 1,25, tan mal empleadas por los protestantes de hoy en día, que sólo buscan ofender a la Madre Dios. Como si por ofenderla, agradasen más a Dios…

Defendiendo a María sobre Mateo 1,25:
“A partir de Mateo 1,25, Elvidio creó mucha confusión en la Iglesia, porque de él dedujo que María había permanecido virgen únicamente hasta el primer nacimiento y después tuvo otros hijos con su marido. La perpetua virginidad de María fue defendida vigorosamente por Jerónimo. Es suficiente decir que es insensato y falso deducir de estas palabras qué sucedió después del nacimiento de Cristo. Es llamado el primogénito no por otra razón sino para que sepamos que él nació de la Virgen. En este texto se niega que José hubiera tenido concurso marital con María antes de nacer el niño; todo está limitado a este tiempo. Pero nada se dice de lo que sucedió después”.
Defendiendo a María sobre “los hermanos de Jesús”:
“¿No es este el hijo del carpintero?. (Mateo 13,55) Por designio admirable de Dios vivió Cristo hasta los treinta años en lo oculto de la casa de sus padres. Esto fue extraña e injustamente motivo de tropiezo para que la gente de Nazaret, en lugar de conocerlo con temor como enviado del cielo. ¡Si hubieran descubierto que era Dios el que actuaba en Cristo! Pero intencionalmente ellos pensaban en José, en María y en todos los parientes y sus relaciones entre ellos, para ocultar la luz que se manifestaba. Como “hermanos” eran designados –según la costumbre judía- sobre todo los parientes de sangre. Pero de ello dedujo ignorantemente Elvidio que María había tenido más hijos, porque alguna vez habla de “hermanos de Cristo”.

zuingFinalmente, el tercero en la fila y último personaje del presente artículo, es el alemán a Ulrico Zuinglio, que aunque estuvo más que evidente y primordialmente conectado con Martín Lutero en lo que a cuestiones de la Reforma Protestante se refiere, compartió el mismo amor por la Madre de Dios, a la que defendió en no pocas oportunidades. Zuinglio fue arduo defensor de la Virginidad Perpetua de la Santísima Virgen María. Aquí algunas frases de Ulrico Zuinglio:

María y la necesidad de la figura de San José :
“Cuando se cumplió el tiempo designado por Dios, envió a su mensajero Gabriel a la joven María (Magd María), que estaba desposada con el piadoso José. La sabiduría divina se muestra en que el desposorio con José no pretendía establecer una relación matrimonial entre ellos en orden a engendrar hijos, sino para que la hija María, después de encontrarse encinta, no fuera apedreada según la ley judía, que estaba establecida para quienes concebían sin marido. El que José apareciera como esposo, la protegía de la ley. También se desposó con él para que ella y el niño encontraran en él un protector y cuidador”
Sobre la pureza Virginidad de y María:
“Hay que considerar aquí el honor que el evangelista Lucas y también Mateo le tributan por su elevada pureza; ella es joven pura e intacta antes del parto, en el parto y después del parto, es decir, siempre. Entre los hombres es imposible que una madre sea al mismo tiempo virgen; para Dios todo es posible, porque todas las criaturas obedecen a su voz”.

Ahora que ya lo sabes, la siguiente vez que escuches a un protestante renegar de los dogmas Marianos, puedes tener la certeza y plena seguridad de que aquel, no sabe ni siquiera donde está parado. Y como no, bien podrías enseñarle quizás una cosa o hasta tres!.

cruz