Un par de lápices o bolígrafos, un papel y la invocación al espíritu de alguien llamado “Charlie” que responde “sí” o “no” a las preguntas que se le hacen, es el “juego” que ya desde hace algún tiempo, se ha convertido en “tendencia” entre los adolescentes.

Muy por el contrario a lo que muchas imaginan, este “popular juego”, no es realmente algo novedoso, ni tampoco sería tan inofensivo, como sostienen muchos. Así es como quedó manifestado, en esta pregunta de Yahoo Respuestas sobre Charlie Charlie, que tiene una antigüedad de 8 años.

Pero a todo esto. ¿A quién realmente se invoca o quién es el susodicho?
Según la historia, se puede tratar de tres personajes. El primero, sería un joven que cometió suicidio. El segundo, otro muchacho que falleció víctima de un accidente de tránsito y el tercero, supuestamente, haría referencia a una deidad del antiguo México, argumento este último descartado, pues como ya se ha explicado infinidad de veces, no existe tal personaje ( o si quiera uno similar) ni en la mitología, ni en la cultura mexicana.

supone una invocación de espíritus, algunos de estos espíritus, a raíz de esa práctica, acosarán a algunos que la hagan

En este juego, similar en su “método” de preguntar y recibir respuesta a la guija, según muchos, trae consecuencias, sobre todo para aquellos quienes olviden despedirse al cerrar la “sesión”.

Recientemente, un grupo de jóvenes colombianas, hicieron noticia cuando como consecuencia de jugar en grupo el mentado “juego”, comenzaron a contorsionarse y convulsionar, teniendo que se llevadas las 22 muchachas al centro de salud de Nóvita, en el departamento del Chocó en la zona del Pacífico, en Colombia.
Una de las jóvenes afectadas, luego de recuperada, muy asustada acotó: “pueden salir muriendo por esos juegos porque saben que es cosa del diablo y con cosas del diablo no se juega”.

Aunque si bien es cierto, estos incidentes no se dan en el 100% de los casos, existen reportes de diversas partes del globo, en donde sí habrían personas afectadas, y cuya condición, según se ha diagnosticado, sería consecuencia directa de haber practicado el mentado “juego”.

Según advirtió el reconocido exorcista español, el Padre Fortea, “supone una invocación de espíritus, algunos de estos espíritus, a raíz de esa práctica, acosarán a algunos que la hagan”.