Church Militant – La negligencia del New York Times al reportar sobre noticias que afectan a la Cristiandad es proverbial, pero quizás, ninguno de sus pasados errores iguala al que esta semana han publicado, en el que sostienen, que el apóstol San Pablo, ordenó la muerte de los homosexuales.

Con notable despreocupación, los escritores Jeremy W. Peters and Lizette Alvarez, alegremente hacen referencia a un “verso de la Biblia que llama a la ejecución de los gays” (Carta de San Pablo a los Romanos 1:18-32).

Cualquiera que haya leído el Nuevo testamento sabe, que San Pablo nunca permitió que los cristianos cometiesen acto de violencia alguno contra los homosexuales, pero los editores del Times, aparentemente pensaron que hacer una revisión del texto (antes de su publicación) original era superflua o que los lectores, eran simplemente demasiado ignorantes para revisarlo ellos mismos.

El articulo titulado “Después de Orlando, la división política sobre los derechos Gay persiste” que trata sobre el atentado donde 49 personas fueran muertas en el Club nocturno Pulse a manos del joven musulmán de 29 años, es un aparente intento de hacer ver (por asociación) a los cristianos como “culpables”.

El pasaje Bíblico en cuestión, en realidad se refiere a la furia de Dios contra los pecadores que lo rechazan a pesar de la abundancia de pruebas sobre su existencia. En el se puede leer que aquellos quienes habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, “antes bien se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció”

San Pablo continua: “Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos”.