No mucho después de la publicación del Tercer Secreto de Fátima por la Congregación para la Doctrina de la Fe en Junio del 2000, el Cardenal Joseph Ratzinger dijo al Padre Ingo DollingerAdd a Tooltip Text (amigo personal del Papa emérito) durante una conversación en persona, que todavía hay una parte del Tercer Secreto que no ha sido publicada. Esta parte trataría sobre un “mal concilio y una mala Misa” que llegarían en un futuro muy próximo. Hay más de lo que hemos hecho público” dijo Ratzinger, confirmando además que la parte publicada del Secreto es auténtica.

Esta importante información relacionada al Tercer Secreto de Fátima, misma que ha estado circulando dentro de ciertos grupos Católicos por ya algunos años, me ha sido confirmada por el Padre Dollinger, en un tiempo en el que la Iglesia pareciera haber caído en el abismo de confusión más grande de su historia. Esto ayudaría a explicar, por lo menos en parte, la situación actual de la Iglesia y por qué  está donde está.

Lo más importante, es que esto demuestra la amorosa piedad de la Madre de Dios que advierte y prepara a sus hijos para la batalla en la que ahora se encuentra. A pesar de la decisión de aquellos en posiciones responsables de la Iglesia, Ella se ha asegurado de que la verdad completa pueda aún ser revelada.

Esta información también explicaría la razón por la que el papa Benedicto XVI, intentase deshacer algunas de las injusticias relacionadas directamente con esta revelación hecha por Dollinger, más específicamente, el levantamiento de la prohibición de la Misa Tradicional, la remoción de la excomunión de los obispos de la Sociedad San Pío X (SSPX) y finalmente, la declaración que hiciera en el 2010:

Estaríamos en un error si pensásemos que la misión profética de Fátima ha concluido […] Para todas estas cosas nuevas que no podemos encontrar en el mensaje el día de hoy, tenemos el hecho de que algunos de los ataques contra los Papas y contra la Iglesia vienen no solamente vienen desde afuera, sino que los sufrimientos de la Iglesia vienen precisamente desde dentro de la Iglesia, desde el pecado existente dentro de la Iglesia. Esto es también algo que siempre hemos sabido pero que ahora podemos apreciar de una manera aterradora: La más grande persecución de la Iglesia no viene de sus enemigos externos, sino que se levanta desde el pecado dentro de ella y que por lo tanto, la Iglesia tiene ahora una profunda necesidad de volver a aprender penitencia, de aceptar la purificación, de aprender el perdón, por un lado, pero también la necesidad de justicia.

Y es con este párrafo que Benedicto XVI se contradice completamente de aquellas palabras en Junio del 2000 en que afirmase:


Primero que nada, tenemos que afirmar con el Cardenal Sodano […]que los eventos a los que se refiere el Tercer Secreto de Fátima, parecen ser ahora cosa del pasado. En la medida en que se refiere a acontecimientos concretos, ya pertenecen al pasado. Aquellos quienes esperaban impresionantes revelaciones apocalípticas sobre el fin del mundo o el curso futuro de la historia pueden estar ahora decepcionados..

Todas estas acciones del papa Benedicto XVI, demuestran que él sabía, que era consciente y que de alguna manera tenía que corregir aquellas injusticias y confusas ambigüedades del pasado reciente. El defendió la Misa Tradicional, restauró la dignidad de la SSPX y reivindicó la importancia del mensaje de Fátima. Adicionalmente también intentó lidiar con los misterios del Concilio Vaticano II, aunque al parecer de una manera muy vaga.

[toggle title=”Fuentes”]Artículo publicado originalmente en: http://www.onepeterfive.com/cardinal-ratzinger-not-published-whole-third-secret-fatima/[/toggle]