El purpurado citó cifras del Instituto Guttmacher que calcula en 57 millones el número de abortos practicados en Estados Unidos desde la legalización de la práctica en 1973. «¿Esto no sería algo por lo cual deberíamos estar pidiendo perdón?»

(Gaudium Press/InfoCatólica) En una serie de mensaje a través de su cuenta de Twitter, el Cardenal Wilfrid Napier, de Durban, Suráfrica, calificó como «genocidio» la enorme cantidad de víctimas de aborto en Estados Unidos, en particular, entre personas de color, al tiempo que pidió reflexionar sobre si este no sería un motivo legítimo para pedir perdón.

El purpurado citó cifras del Instituto Guttmacher (entidad favorable al aborto) que calcula en 57 millones el número de abortos practicados en Estados Unidos desde la legalización de la práctica en 1973. «¿Esto no sería algo por lo cual deberíamos estar pidiendo perdón?, cuestionó»

Además de las trágicas dimensiones del problema en general, es más preocupante para las comunidades afroamericanas, cuya incidencia de aborto es notablemente alta (un 13% por ciento de las mujeres en Estados Unidos es de raza negra, pero es responsable de un 31% del total de abortos). Según el mismo instituto, una mujer negra, tiene cinco veces más probabilidad de abortar que una blanca. «Esta figura comienza a verse como un genocidio», advirtió el purpurado.

El Cardenal Napier, rechazó la pretensión de ciertos sectores, de culpar a la Iglesia, por hechos con los cuales, no está relacionada en modo alguno, como los actos terroristas. «¡Qué Dios nos ayude!», concluyó el Cardenal. «¡Luego tendremos que pedir perdón por enseñar que el adulterio es pecado! ¡Lo Políticamente Correcto es la mayor herejía de hoy!».