Cardenal Kasper: La controversia sobre Amoris Laetitia ha llegado a su fin

La publicación de la carta del Papa a los obispos de Buenos Aires, significa que el asunto está resuelto. “La controversia sobre Amoris Laetitia ha llegado a su fin”, dijo el cardenal Walter Kasper.

La admisión a los sacramentos en ciertos casos individuales, es ahora la única interpretación correcta del documento, afirmó, después de la publicación oficial de la carta del Papa a los obispos de Buenos Aires.

En un artículo de opinión para la edición en alemán de Radio Vaticana, traducido por CNA, el Cardenal Kasper dijo que “con la publicación oficial de la carta del Papa Francisco a los obispos de la región de Buenos Aires, las dolorosas disputas sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia han terminado”.

Dijo además que “la gran mayoría del pueblo de Dios, ya ha recibido [Amoris Laetitia] con gratitud”, y acusó a sus críticos de “objetivismo moral unilateral”, y de ser “incpaces de apreciar la importancia de la conciencia personal en el acto moral “.

El cardenal dijo que admitir a las personas en estado de objetivo pecado a los sacramentos, tiene su base en la enseñanza tradicional “especialmente la de Tomás de Aquino y del Concilio de Trento”.

“No es una novedad, sino una renovación de una vieja tradición contra las constricciones neoescolásticas. Juan Pablo II lo ha demostrado, no hay contradicción con los dos predecesores del Papa Francisco “.

El cardenal Kasper es considerado como uno de las principales promotores de la aceptación de los divorciados vueltos a casar a la Comunión bajo ciertas circunstancias, al punto que su posición se hiciera conocida como la “propuesta de Kasper”.

El pasadi mes de septiembre, 62 sacerdotes y académicos firmaron una “corrección filial”, aduciendo que las palabras y acciones del Papa corrían el riesgo de conducir a los Católicos hacia falsas doctrinas, especialmente debido a Amoris Laetitia.

Dentro de las objeciones planteadas a las interpretaciones de Amoris Laetitia, señalaron el error de pensar que los divorciados vueltos a casar pueden recibir la Sagrada Eucaristía, sin tener primero la firme resolución de abstenerse de tener relaciones sexuales.

Sin embargo, en su artículo de opinión, el Cardenal Kasper dijo que Francisco estaba “firmemente sobre el terreno del Concilio Vaticano II, que ha enseñado esa conciencia”. Allí está solo con Dios, cuya voz hace eco en sus profundidades. (Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 16) “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *