opn2

Ave María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo, así como el Espíritu Santo.
Los sacerdotes se revestirán de justicia,
y tus devotos exultarán de gozo.
A causa de David, tu siervo, Señor,
salva a tu pueblo, Señor, y bendice tu heredad.
A la gloriosa Virgen, salve, llena de gracia.
El Señor es contigo y bendita eres entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre:
tú has concebido a Cristo, Hijo de Dios,
el redentor de nuestras almas.

anagrama