ROMA, 12 Jul. 16 / 01:02 pm (Fides).- Van en aumento los casos de “blasfemia digital” ha denunciado hoy la Agencia Fides, cuyo más reciente caso así lo demuestra. Se trata del cristiano James Nadeem, acusado de blasfemia por una denuncia que hiciera su amigo Yasir Bashir , quien lo acusó por enviar una poesía blasfema mediante la popular aplicación de mensajería digital “WhatsApp”.
Como consecuencia, Nadeem y sus familiares han asido arrestados por la policía de Gujrat y fuerzas del orden han sido enviadas al barrio cristiano de Sara-i-Alamgir, lugar donde ha ocurrido este episodio. Los efectivos buscan evitar los castigos colectivos o ataques en masa a los que ahora están expuestas las 30 familias cristianas que ahora viven atemorizadas en aquel vecindario.

“El guión siempre es el mismo: un creyente acusado de algo por demostrar, pero luego toda la comunidad interna corre el riesgo de un castigo colectivo”

explica a la Agencia Fides don Emmanuel Parvez que, en la diócesis de Faisalabad, en Punjab, trata de evitar estos episodios.

La blasfemia Digital es considerada como la más nueva forma de persecución contra los cristianos de Pakistán.