Hace menos de un año, en Septiembre del 2015, el obispo de Lipa, Ramón C. Argüelles, hizo pública la aprobación de las apariciones Marianas de 1948 en Lipa, Filipinas, bajo el titulo de “María Mediadora de todas las gracias”, aprobación que acaba de ser desautorizada mediante un documento emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El documento firmado por el Cardenal Muller (prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe) recuerda que en el año 1951, ya se había decretado, que los eventos acaecidos en Lipa en 1948, no eran de origen sobrenatural y que por lo tanto, el Obispo de Lipa , no tiene ni autoridad ni competencias para aprobarla.

La autoridad sobre la cual esta declaración fue hecha no es la de los miembros de la Comisión Especial del Obispo, sino más bien la del Sumo Pontífice.

En el mismo documento se ordena que toda comisión que estudie la cuestión de los alegados fenómenos sobrenaturales de presuntas apariciones en el Carmelo de Lipa sea inmediatamente disuelta y decreta finalmente como “caso cerrado”, que las apariciones de Lipa no son de origen sobrenatural.

… La Congregación para la Doctrina de la Fe, por la presente decreta: A la luz del hecho de que la declaración de 1951 fue una decisión confirmada por el Sumo Pontífice y por tanto definitiva, consecuentemente, el asunto del fenómeno de Lipa no está sujeto a la autoridad del obispo diocesano local (cf. CIC can 333). Por tanto, el decreto del Arzobispo Argüelles fechado 15 de Septiembre de 2015 es nulo e inválido.

Sin embargo el Obispo Argüelles no ha dejado de manifestar su “rareza” por la decisión de la CDF y manifiesta que ha intentado contactar al Papa Francisco personalmente:

Creo que hay mucho oposición contra todo lo que sea mariano y eso me duele. No sé si el Papa Francisco sabe acerca de lo que pasa. Pienso que va completamente contra lo que él cree. No sé si pueda comunicarme con Su Santidad, especialmente si algunos que lo rodean, saben que estoy intentando comunicarme con él.
Todavía siguen sucediendo cosas aquí en Lipa, cosas que no pueden ser explicadas. Nuestra Santa Madre tiene planes para nosotros.

Roma locuta, causa finita…