“Algunos de cardenales” pidieron al Papa Francisco que removiera al Cardenal Müller

LifesiteNews.- “Algunos cardenales” pidieron al Papa Francisco que despidiera al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Müller, por haber estado en desacuerdo de manera pública, particularmente en lo que se refiere a la exhortación apostólica Amoris Laetitia.

Esta información fue publicada en el sitio web América, una revista jesuita, que por pertenecer a la misma orden religiosa del Papa, ha disfrutado de especial “acceso” a cierta información desde la elección de Francisco. América publicó una famosa entrevista con el Papa Francisco en el 2013, en la que era contrastado con otros papas como Juan Pablo II y Benedicto XVI y desde entonces, han crecido significativamente.

Los cardenales parecen haber hecho su deseo realidad, porque el 30 de junio, se anunció que Müller de 69 años de edad, sería retirado de su puesto el 2 de julio, justo el último día de su mandato de cinco años como Prefecto de la Congregación para la Doctrina De la Fe (CDF).

El 1 de julio, el Papa Francisco nombró a un jesuita de 73 años, el Arzobispo Luis Ladaria Ferrer, como su nueva cabeza. Ladaria Ferrer fue anteriormente Secretario de la CDF. También encabeza la comisión encargada de determinar la factibilidad de las diaconisas en la Iglesia Católica.

Luego de ser confirmada la noticia de su reemplazo, Müller habló con medios alemanes sobre su despido. “No me molesta”, dijo Müller a Allgemeine Zeitung, traducido por Rorate Caeli. “Todo el mundo tiene que retirarse en algún momento” dijo.

En sus declaraciones, Müller confirmó que estaba en desacuerdo con el Papa Francisco por haber despedido a tres sacerdotes de la CDF.

“Los tres eran personas competentes”. Este comentario es consistente con aquel que hiciera durante una entrevista en el mes de mayo a Raymond Arroyo de EWTN:

“Estoy a favor de un mejor trato para nuestros funcionarios en la Santa Sede porque no sólo podemos hablar de doctrina social sino también debemos respetarla”.

Müller negó a Allgemeine Zeitung que tuviera diferencias y desacuerdos con el papa Papa Francisco sobre la interpretación de Amoris Laetitia. Durante su tiempo como jefe de la CDF, Müller sostuvo que Amoris Laetitia debía ser interpretada a través de la lente de la doctrina anterior, y por lo tanto, no puede ser empleada para cambiar la práctica de la Iglesia, socavando así sus enseñanzas.

Tocando el tema de los “cuatro cardenales” y la Dubia, Müller sostuvo que sus cuestionamientos eran legítimos, aunque estimó innecesaria la corrección fraterna al Papa, pues considera que Amoris Laetitia, es consistente con las enseñanzas de la fe católica.

Sin embargo, el Cardenal Müller, ha sido un vocero de la ortodoxia católica toda vez que las conferencias episcopales y cardenales de alto rango del Vaticano, pidieran que los divorciados y vueltos a casar fuesen admitidos en la Santa Comunión, lo que es contrario a la enseñanza católica sobre el adulterio, los sacramentos, el escándalo y el sacrilegio.

El nombramiento de Ladaria Ferrer “está destinado a tener consecuencias de gran alcance, y no menos importante es asegurar que la C.D.F. y su prefecto, remen con el Papa y no contra el Papa en temas clave, incluyendo la interpretación de Amoris Laetitia”, destacó la revista América en su análisis.

Por su parte, el sitio Catholic Herald sostuvo que aunque Ladaria Ferrer es un teólogo competente, “su nombramiento significa la virtual neutralización de la CDF como posible semillero de oposición a la agenda del Papa”. Recalcó que “la remoción de Müller, envía además un mensaje claro a otros jefes del Vaticano para que se cuiden, de lo contrario serán despedidos al final de su mandato”.

Lo que algunos de ellos no comprenden es que para el Papa Francisco, lo importante no es la ideología de sus colaboradores, sino la lealtad a su plan de reforma irreversible de la Iglesia“, escribió Mattei. Él etiquetó la “sacudida” en la CDF, como una derrota para los conservadores y una victoria directa para el Papa Francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *