Muy por el contrario de lo que uno podría imaginar, el aborto selectivo por sexo, no esta únicamente limitado a China e India, y además se está incrementando en comunidades dentro de países occidentales según reportó el instituto pro-vida Charlotte Lozier.

“Creo que por un largo tiempo, hemos estado rechazando la verdad: Los abortos selectivos por sexo también se dan los Estados Unidos” dijo la Dra. Ana Higgins, asociada del mencionado instituto.

Países como China, poseedores de un miserable historial de “derechos humanos”, han alcanzado notoriedad debido a la póliza que por largo tiempo obligaba a las familias a tener un solo hijo (actualmente permite 2 hijos).
Activistas pro derechos humanos han incluso acuñado el termino “genericidio” debido a que son muchas las familias que deciden tener un varón para perpetuar el apellido familiar. Esta practica ha llevado a un verdadero desastre demográfico. El resultado, la población masculina supera en China en 33 millones a la femenina.

Aún a pesar de esto, el aborto selectivo por género no solo sucede en China e India, sino tambien en paises occidentales. En ciertas comunidades inmigrantes dentro de los Estados Unidos (incluidas algunas Indio-americanas, Coreo-americanas y Chino-americanas) la proporción de varones con respecto al numero de mujeres es incluso mucho mayor al de China.

Una proporción estimada como normal, oscila entre los 103 a 106 por cada 100 aclaró Higgins. El radio es tan consistente que “cualquier tipo de sesgo no puede ser explicado por variaciones normales” Si el radio es más alto que lo indicado, la selección por sexo es muy seguramente la culpable.

Áreas como la región del Cáucaso en el borde de Europa y Asía, están experimentando desproporciones similares. “Faltan 160 millones de niñas alrededor del globo debido al aborto selectivo por sexo. Esto está afectando a la sociedad humana en general” acotó Higgins.

“Las naciones occidentales no son inmunes a esta problemática, insistió la Dra. “Existe un incremento en esta desproporción en ciertas comunidades de estos países”.

“Si bien es cierto el fenómeno de aborto selectivo por sexo no se ve reflejado en estudios demográficos generales, ciertos estudios demuestran que aquellas familias con 2 hijas tendrán preferencia por un varón como tercer hijo. Cualquier proporción superior a 106 niños por cada 100 niñas, es evidencia de aborto selectivo por género” agregó.

Higgins citó además un estudio reciente, llevado a cabo entre los años 1990 y 2011, donde madres de origen indio tenían clara preferencia por el varón como tercer hijo dando una proporción de 138 niños por cada 100 niñas y 166 a 100 si se trataba del cuarto hijo.

En Ontario, entre las madres nacidas en la India y que tenían previamente 2 hijas, la proporción es de 196 niños por cada 100 niñas. Si la madre tenía 2 hijas y un aborto, la proporción para este “nuevo” tercer hijo era de 326 niños a 100 niñas. Con más abortos antes del tercer hijo, la proporción se dispara a 409 niños por cada 100 niñas.
“El aborto selectivo por sexo es una suerte de discriminación letal, una discriminación en contra de la mujer. La discriminación por sexo es desde toda perspectiva injusta” puntualizó Higgins.

Los avances tecnológicos de hoy permiten a los padres determinar el sexo del no nacido en etapas tempranas del embarazo, dándoles la capacidad de escoger el aborto si el feto no es del sexo deseado.
Algunos de estos métodos permiten determinar el sexo del feto tan temprano como entre las 7 y 10 semanas de gestación. Estos exámenes o pruebas son vendidos como una herramienta que ayuda a planificar el “balance familiar”.

Artículo publicado originalmente en: http://www.ewtnnews.com/catholic-news/US.php?id=13545
Autor original: Matt Hadro