19 de Marzo: Día de San José, esposo de la Virgen María

Sobre la vida de San José, las sagradas escrituras nos cuentan muy poco. Sabemos del padre putativo de Jesús, gracias a algunos pasajes bíblicos como el de “El Niño Jesús hallado en el templo” cuando Jesús tenía 12 años. De ahí en adelante, no sabemos nada más del Santo Varón, quien a diferencia de la Virgen María, ya no es mencionado durante los años de la vida pública de Jesús. Por esta razón, muchos fieles -con la finalidad de obtener luz con respecto a los múltiples aspectos de la vida de José- han acudido a los «evangelios extra-canónicos». Dentro de estos evangelios, podemos encontrar la historia de José el carpintero. Este libro es una recopilación de tradiciones sobre la Sagrada Familia (José, María y Jesús) y que presumiblemente, fue recopilado a finales del siglo VI, escrito en griego en el Egipto bizantino. De este documento sólo sobrevive hasta nuestros días la versión escrita en árabe.

¿San José un anciano?
San José es comúnmente representado como un hombre bastante mayor (para muestra un botón: la imagen que encabeza este artículo) pues en los «evangelios extra-canónicos», podemos leer el siguiente pasaje:

Y el viejo llegó a la extrema ancianidad. Mas su cuerpo no se debilitó, su vista no se alteró, sus dientes no se pudrieron, su razón no se conturbó lo más mínimo. Era como un joven vigoroso, y sus miembros estaban libres de enfermedad. Y el total de su edad fue de ciento once años.

Por lo tanto, José debió ser un hombre bastante mayor cuando tomo a María bajo su cuidado (un octogenario).

Un Carpintero llamado José
Dentro de los evangelios apócrifos, llamados hoy en día más correctamente «evangelios extra-canónicos», destaca “La historio de José el carpintero”. Lo que confirmaría gracias a San Mateo 13,55 y Marcos 6,3, que San José era un “tekton”. La palabra significa en particular que era carpintero o albañil.

La devoción a San José
La devoción a San José se fundamenta en que este hombre “justo” fue escogido por Dios para ser el esposo de María Santísima y hacer las veces de padre de Jesús en la tierra. Durante los primeros siglos de la Iglesia la veneración se dirigía principalmente a los mártires. Quizás se veneraba poco a San José para enfatizar la paternidad divina de Jesús. Pero, así todo, los Padres (San Agustín, San Jerónimo y San Juan Crisóstomo, entre otros), ya nos hablan de San José.

San José, patrono de los moribundos
San José es conocido como el patrono de los moribundos o de “La Buena Muerte” por haber tenido la dicha de haber dejado esta vida nada más y nada menos que en brazos de Jesús y María.

Patrono de la Iglesia Universal
El Papa Pío IX, atendiendo a las innumerables peticiones que recibió de los fieles católicos del mundo entero, y, sobre todo, al ruego de los obispos reunidos en el concilio Vaticano I, declaró y constituyó a San José Patrono Universal de la Iglesia, el 8 de diciembre de 1870.

La vara de San José
Esta es otra de las tradiciones que van ligadas con nuestro santo. Se cuenta que mientras José estaba en el templo junto a los otros jefes de las 12 familias para encontrar esposo a María en profunda oración, su vara (bastón) seca que sostenía entre sus manos floreció y al mismo tiempo una paloma blanca descendió sobre su cabeza. Este acto, simboliza el deseo de Dios en que José fuera el esposo de María.

Oración diaria a San José¡Glorioso Patriarca San José!, animado de una gran confianza en vuestro gran valimiento, a Vos acudo para que seáis mi protector durante los días de mi destierro en este valle de lágrimas.
Vuestra altísima dignidad de Padre putativo de mi amante Jesús hace que nada se os niegue de cuanto pidáis en el cielo. Sed mi abogado, especialísimamente en la hora de mi muerte, y alcanzadme la gracia de que mi alma, cuando se desprenda de la carne, vaya a descansar en las manos del Señor. Amén.

Jaculatoria

Bondadoso San José, Esposo de María, protegednos; defended a la Iglesia y al Sumo Pontífice y amparad a mis parientes, amigos y bienhechores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *