El evangelista San Lucas revela el nombre de la doncella que va a ser la Madre de Dios: “Y su nombre era María”. María, el nombre de la Madre de Nuestro Señor, en hebreo quiere decir “Señora” o según otros, “Mar profundo de Tristeza” , “Doncella”, “Princesa”.

Pero a María, también la conocemos como Estrella del Mar, feliz Puerta del cielo, como canta el himno Ave maris stella. El nombre de María está relacionado con el mar pues las tres letras de mar guardan semejanza fonética con María. También tiene relación con “mirra”, que proviene de un idioma semita. La mirra es una hierba de África que produce incienso y perfume (Jesús Marí Ballester).

En el libro “Mes de María” del Padre Eliecer Salesman, se explica que María en el idioma popular significa: “La Iluminadora”. (S. Jeronimo M 1.23.780). En el idioma arameo significa: “Señora” o “Princesa” (Bover). El significado científico de María en el idioma hebreo es: “Hermosa” (Banderhewer).

En el idioma egipcio que fue donde primero se utilizó este nombre significa: “La preferida de Yahvé Dios”. (Exodo 15, 20). Mar o Myr, en Egipcio significaba la más preferida de las hijas. Y “Ya” o “Yam”, significaba: El Dios verdadero -Yahvé-. Así que MAR-YA o MYR-YAM en egipcio significaría: “La Hija preferida de Dios” (Zorell).

anagrama

¡Oh María! Sed para nosotros María, haciéndonos experimentar los saludables efectos de vuestro suavísimo Nombre; sírvanos la invocación de este Nombre de alivio en los trabajos, de esperanza en los peligros, de escudo en las tentaciones, de aliento en la muerte. Sea el Nombre de María como la miel en la boca, la melodía en el oído, y el júbilo en el corazón. Amén.